Daoyin / Lian Gong® - Spain

Artes Corporales Chinas para la Salud

  

¿QUÉ ES DAOYIN?

 

"La energía es la causa de toda producción y de toda destrucción". Nei Jin Su Wen.   

 

Así, la tesis oriental sostiene que la materia es un estado de condensación de la energía y que esta, al dispersarse, retorna a su estado original de energía. 

  

Daoyin es un término antiguo chino usado para definir numerosas prácticas energéticas relacionadas con lo que actualmente conocemos genéricamente como QigongDaoyin y Qigong comparten un mismo origen y única una raíz teórica: la Medicina Tradicional China y sus teorías.

 

Daoyin.

El Canon de Medicina Interna del Emperador Amarillo (Huang Di Nei Jing, datado entre 475 y 221 a.C., establece: para el tratamiento de las enfermedades es importante usar Daoyin y Anqiao.

 

Orígenes.

En la China antigua, Daoyin era un tipo de ejercicio psico-físico que combinaba la respiración guiada, la relajación mental, el movimiento del tronco y el estiramiento de los cuatro miembros. 

 

Existen registros del término Daoyin en manuscritos chinos de hace 2500 años.  

 

Las figuras de los ejercicios Daoyin (Mapa Daoyin o Daoyin Tu) pintadas en una pieza de seda encontrada en las tumbas de Mawangdui de la Dinastía Han Occidental (206 a.C. - 25 d.C.) en la ciudad de Changsha (Hunan), no solo mostraban ejercicios para la mejora general de la salud, sino también otros utilizados para el tratamiento y prevención de ciertas enfermedades específicas tales como la sordera (Yinlong), el dolor localizado en el cuello (Yinxiang), el entumecimiento general y muchas otras. 

 

El diagrama incluía estiramientos y movimientos generales para las cuatro extremidades y para el tronco; ejercicios respiratorios de expansión y contracción del pecho (Yanghu); ejercicios con bastones; auto-masajes sobre puntos específicos de acupuntura, y también ejercicios de imitación de los movimientos de ciertos animales tales como “el oso sube al árbol” (Xiongjing) o “el pájaro estira las patas” (Xin).

 

Antigua Tradición.

Entre las tradiciones chinas y desde tiempos remotos, siempre han destacado aquellas que han prestado una atención especial a los ejercicios para la prevención de dolencias y el mantenimiento de la salud.

 

Con anterioridad a los Periodos de Primavera y Otoño y de los Reinos Combatientes (770 a.C. - 221 d.C.), la imitación de los movimientos de los animales habría dado como resultado diversas prácticas de ejercicios físico-energéticos. Estos ejercicios son considerados como el germen del Daoyin. 

 

Dao significa conducir, guiar, en este caso el Qi o bioelectricidad corporal que impulsa la sangre y nutre los órganosYin significa estiramiento moderadoguiado y regulado.

 

En China, en tiempos antiguos, el término Daoyin era sinónimo de prevenir y tratar la enfermedad.

 

La referencia más antigua que se tiene de los ejercicios Daoyin fue hallada en el capítulo Keyi (Acerando la Propia Voluntad) del libro clásico taoísta Zhuang Zi, perteneciente al periodo anterior a la dinastía Qin (2100 - 211 a.C.), y dice así: “inspirar lo nuevo y escupir o viejo, imitando a un oso trepando y a un pájaro extendiendo sus alas para prolongar la vida”“Tales son las prácticas de los adeptos al Daoyin y de aquellos que desean construir un cuerpo mejor  y vivir tanto como Peng Zu”.   

Peng Zu fue un santo longevo taoísta chino que supuestamente vivió 800 años durante la dinastía Yin (1900 - 1066 a.C.). En la cultura antigua china, el sabio Peng Zu era considerado un símbolo de longevidad, de buenas prácticas, tratamientos dietéticos y terapias sexuales. Según la leyenda, Peng Zu se casó 100 veces y engendró cientos de hijos.

  

La historia muestra como practicantes de Daoyin y de otras artes corporales chinas para la salud, eran ya bien conocidos durante el periodo anterior a Qin, hace más de 2500 años.

 

De acuerdo con las crónicas, los ejercicios Daoyin podían regular la circulación de la sangre y del Qi (bioelectricidad corporal), por medio de la respiración, así como mejorar la flexibilidad articular y la elasticidad muscular a través de los estiramientos. El antiguo Daoyin era, pues, rico en recursos para mantener y mejorar la salud. 

 

Changsha es la capital política de la provincia china de Hunan. Entre 1972 y 1974, en las afueras de la ciudad, dentro del distrito de Mawangdui (Montículo o Silla del Rey Ma. Se denomina así por una cordillera cercana con tres picos que forman la imagen de una silla de montar a caballo), se excavaron dos tumbas de la dinastía Han (206 a 220 d.C.), que contenían las momias del Marqués de Dai, de su esposa (Momia Lady Dai), y de su hijo.

 

En los túmulos se encontraron utensilios de todo tipo, tales como armas, instrumentos musicales, de aseo, jarrones y jarras, vasos, copas y cucharas, abanicos, vestidos, etc.

 

También se hallaron numerosos rollos de seda manuscritos (Mawangdui Boshu) sobre matemáticas, estrategia militar, cartografía, filosofía, trabajos médicos y astronómicos, con más de 120.000 caracteres legibles.

 

Entre los rollos se encontró un trozo de seda con la representación gráfica de 44 figuras humanas realizando diferentes ejercicios gimnásticos: el Mapa Daoyin o Taoinn Tu de Mawangdui 

 

Las imágenes, que aún conservaban su color original aún después de los siglos transcurridos, representaban en su mayoría figuras con las manos vacías que se acompañan de leyendas en caracteres, treinta y una de ellas identificables con la descripción de su utilidad contra las enfermedades.

 

El trozo de seda tenía 140 cm de largo, por 50 cm de alto y contenía 4 hileras de figuras, algunas vestidas y otras con el torso descubierto representando tanto a hombres como a mujeres en clara actitud gimnástica.

 

A su vez, cada hilera estaba compuesta por once figuras de alrededor de 9 cm de altura. Las figuras estaban coloreadas y perfiladas con un trazo grueso de color negro y cada una representaba a un practicante adoptando una postura o ejercicio diferente. 

 

 

Los estudiosos del mapa clasificaron las figuras en cinco grupos o categorías.

 

El primer grupo lo compusieron las figuras que representaban ejercicios de representación o imitación animal, tales como la postura del dragón volando, el halcón mirando, la grulla graznandoel simio chillandoel pájaro extendiendo las alas y otras representando el oso, el gato, el perro, la golondrina o la postura del tigre o del leopardo.

 

El segundo grupo Yin (estiramiento) se formó con los ejercicios que representaban estiramientos corporales.

 

Todas estas figuras contenían el ideograma al comienzo de la descripción de su utilidad para el tratamiento de enfermedades y dolencias relacionadas con la cintura y la cadera, las rodillas, y también los dolores oculares, la sordera y otros daños producidos por el frío, el calor, el viento o la humedad.

 

En la tercera categoría estaban los ejercicios para promover la circulación Qi en el cuerpo. Estas figuras incluían ejercicios tales como inspirar y espirar con la cabeza elevada, un método de respiración inspirado en el mítico dragón y en la golondrina, o el método Tuna de control de la respiración.

 

El cuarto grupo lo formaban los ejercicios para fortalecer el cuerpo, y estaba compuesto por figuras representando acciones como patear con los pies, tensar un arco o doblar y agachar el cuerpo.

 

Por último, el quinto grupo fue formado por los ejercicios que representaban masajes, incluyendo golpeteos en la espalda, ejercicios en posición sentada para mejorar dolencias de los brazos y de las piernas, así como otros ejercicios destinados al tratamiento del dolor y el entumecimiento causado por las Energías Perversas (Frío, Calor, Viento, Sequedad, Humedad y Fuego). 

         

Originados en una sociedad ancestral dónde la gente realizaba prácticas para promover la circulación del Qi y de la sangre para expulsar el frío y la humedad patológica de sus cuerpos, los ejercicios Daoyin incluían tanto movimientos físicos como respiratorios, así como ejercicios de concentración mental y masaje.

 

 

Daoyin consiste, pues, en movilizar y guiar el Qi (bioelectricidad corporal que anima, integra y nutre los sistemas corporales), mediante la intención mental (Yi), el estiramiento guiado (Yin) y los ejercicios respiratorios regulados (Tuna).  

 

Por su antigüedad y contenidos, el Daoyin puede considerarse el origen y punto de partida de la mayoría de técnicas elaboradas en China con posterioridad y a lo largo de la historia, catalogadas genericamente, hoy por hoy, como Qigong. 

 

Así, otras formas de ejercicios para preservar la salud fueron surgiendo ulteriormente con evidentes conexiones con el Mapa Daoyin de Mawangdui.

 

Entre las más destacadas estarían Wuqinxi (El Juego de los Cinco Animales), Liuzijue (El Secreto de las Seis Pronunciaciones), Baduanjin (Los Ocho Brocados de Seda) y muchas otras, prácticas todas con algún ejercicio o teoría reconocible de entre las figuras/aplicación práctica de las figuras de Mawangdui, demostrando así la evolución de estas técnicas a partir de la antigua carta de ejercicios.

 

En la antigua China, los diferentes métodos destinados al cultivo de la salud y aquellos enfocados hacia la prevención de la aparición de la enfermedad, tanto física como mental, sólo fueron progresivamente desarrollados y perfeccionados después de que fuese entendida la íntima correspondencia entre la actividad psicológica obsesiva y la aparición de la enfermedad, o la estrecha relación entre el hombre, las leyes naturales en constante cambio y la necesaria adaptación al medio para obtener la supervivencia.

 

Huangdi Neijing (El Canon de Medicina del Emperador Amarillo), antiguo tratado tradicional considerado como la biblia de la Medicina Tradicional China (M.T.Ch.) enfatizaba ya la importancia de la prevención de la enfermedad por encima de su tratamiento.

         

La teoría china de la conservación de la salud no solamente subraya el concepto prevenir antes que tratar, sino que introduce también la noción de la importancia del mantenimiento de la buena condición física general para retrasar y evitar la aparición de las dolencias, siendo del todo precisa la potenciación de la vitalidad interna del cuerpo mediante el ejercicio moderado y la respiración correcta, así como la ponderada aplicación de reglas de armonía en todos los aspectos de la vida, evitando fundamentalmente causar daño a los órganos internos debido a abusos de toda índole.

         

Según las personas se fueron cada vez más familiarizando con los procesos patológicos y sus causas, más se promovieron y fueron impulsadas las teorías relacionadas con el trabajo psíquico y corporal para la preservación de la salud mental y de las funciones de los órganos internos a fin de evitar sus desequilibrios.

 

El libro Suwen (Cuestiones Evidentes) sugiere que, en aras del mantenimiento de la salud física y de la obtención de un nivel óptimo de vitalidad y de energía, las personas deberían conocer y acatar las leyes de los cambios naturales, al tiempo que deberían organizar sus vidas instaurando hábitos saludables de acuerdo con estas leyes.

 

Así, a fin de fortalecer la salud física, prolongar la vida y prevenir las dolencias, las personas deberían establecer hábitos regulares de alimentación, de vida, trabajo y de descanso, pues los hábitos de vida irregular y la alimentación desordenada pueden menoscabar la resistencia natural del cuerpo a la enfermedad, afectando la salud.

         

Igualmente, en el pasado, la gente prestaba una especial atención al significativo papel del cultivo del espíritu en la mejora de la salud física y mental, y en la prevención de la enfermedad.

 

El ser humano es un ser emocional y las emociones descontroladas pueden alterar su comportamiento e incluso el estado de los órganos y las vísceras, llegando a producir cambios patológicos psicológicos y físicos.

 

La M.T.Ch. ha clasificado los siete estados emocionales como alegría, tristeza, cólera, miedo, susto, preocupación y el dolor, siendo estos siete estados el reflejo y reacción psíquica normal de la persona ante distintas situaciones objetivas de la vida; no afectando a la salud en condiciones normales pero que, sin embargo, sí pueden hacerlo cuando el estímulo es demasiado fuerte, repentino o mantenido en el tiempo, desbordando así la resistencia fisiológica del cuerpo.

 

Cuando las siete emociones se convierten en los siete males, pueden traer consigo la afectación de la circulación del Qi (energía vital) y de la sangre, perjudicando el normal funcionamiento de los órganos y de las vísceras, debilitándolos, y permitiendo la instauración de la enfermedad.

         

De este modo, generalmente, como emoción descontrolada, la ira afecta al hígado, la alegría perturba el corazón, la preocupación afecta al bazo, la tristeza perjudica a los pulmones y el miedo lesiona a los riñones.

 

Por tanto, la M.T.Ch. explica que el secreto de la salud física y mental consiste en la reducción de las influencias emocionales nocivas y evitar las excesivas fluctuaciones emocionales que llegan a dañar los órganos; en otras palabras, consiste en alimentar una mente abierta, un corazón sosegado y una actitud optimista. 

         

Con más de 2500 años de historia y aplicación en China, Daoyin fue compilado dentro de los principios de conservación de la salud sancionados en la M.T.Ch. y del cultivo espiritual interior, conformando un completo grupo de técnicas que armonizan movimiento físico, ejercicio respiratorio y concentración mental, todo ello para preservar la salud y prolongar la vida.

 

  

©Daoyin/Liangong España. Texto y/o Fotos. 

 

 

Suscríbete a nuestras NEWSLETTERS! Crea una cuenta de usuario ahora!